PROYECTO

Mi nombre es Susana, soy educadora social y la promotora de esta idea. Durante años, he combinado mi pasión por la escritura e ilustración mientras trabajaba en diferentes recursos sociales.

Como muchos otros proyectos, este nació desde la idea de querer hacer algo que tuviera sentido tanto para mí como para las personas junto con dosis de ilusión. Durante el tiempo que llevo recogiendo memorias he podido comprobar que hacer un libro no es solamente escuchar y transcribir, sino que también es un proceso que requiere de empatía, compromiso y cuidado. Por eso, hacer un libro de memorias significa:

Recoger un legado de vida escrito con la intención de que no se pierda en el olvido y tenga una repercusión tanto para la persona como su entorno 

Proporcionar un espacio  de confianza donde la persona, al expresar su vida, obtiene un beneficio personal que le ayuda a sentirse mejor.

Trabajar de un modo diferente la parte cognitiva de la persona, un aspecto fundamental en esta etapa de la vida.

Y, sobre todo, proporcionar un lugar donde pasarlo bien.